BLOG

Kapelmuur Racing Series. Stage 1. The report.

Pincha aquí para la versión en español.

The forecast promised a nice warm day, those with that end-of-winter scent, a perfect day to start our Kapelmuur Racing Series.

But we know well what clear skies mean this time of the year: the mornings are chilly in turn.

     

         

It’s 8:30 and the first cars show up at the meeting point, when the first bikes come out of the boots some riders seem to regret wearing short bibs.

Is it too cold? Never mind, you never race in long bibs, and if you’re cold you just push harder.

     

         

Everyone is excited, eager to race; nothing serious, but it is fun to put yourself to the test after months not feeling the adrenaline up to you. The current situation, always present, keeps everyone next to their cars. Everyone respects the rules, masks on and bike tuning while they wait for their time slot.

     

            

At 9, and every five minutes, the teams line up. Some roll out slowly for the first part, neutralized, while others start from zero to sixty, burning with desire.

First k’s, first flats and some wrong turns throw the aspirations of some teams overboard. Like our friends, the Fourier Boyz, sure that they were fated to rank first in the stage.

But some kilometers behind, the battle begins. As we start to climb Canteras, where the first KOM points are decided, three riders of the “Team Venezuela” climb fairly easily. Three? What a shame seeing one of the favored teams losing a member so early. Oh, wait, is that thing at the top a Venezuelan flag? Edwin Yair has given his intentions.

 

Further ahead the first riders show up at the NASA Complex. First bit by bit, then, all of a sudden, all the teams emerge one after another, flying on the broken road of Colmenar del Arroyo, building momentum to climb Almenara. Three teams, almost four, huddle together in the battle to be the first at the top. But this hill, oh my friends, apparently smooth and easy, does not spare if you gave too much up until this point.

        

    

Almenara decides, and the flat road to the next town, condemns. Another favored team, the squadra wearing number 1, is aware of this. By the time the first houses sketch on the horizon, they are second to none.

No rest, there’s a turn and a ramp, no one will wait for you if you’re not ready.

Almojón is the next hill climb and Edwin Yair is clear about this, there are 12 points at stake today and they will be his.

Following in the ranking, his teammates, Deins and Leangel, and his very serious competitors, Kike, Elías, Talavera or Moreno won’t make it easy at all for him.

        

    

The actual situation is thrilling, we see the teams passing by, but we don’t really know what the difference between them is.

Nothing is known, there is no rest. The local teams know the terrain really well, some could make the route blindfolded. The Venezuelans, race number 8… Damn! Almost take the wrong turn! But they give no truce, going haywire until the finish line.

        

  

   

      

First and second. The Venezuelan squad and the local crew lead the chart with less than two minutes apart. But just like in any good race, there is a team undercover.

From the south, a team of triathletes (nobody’s perfect, right Billy?) comes to take the third position in Cat A, proving that flat roads and wind train you well.

        

       

On top of Cat B, our motorcyclists from Raising Champs, making it clear that there’s no secret when it comes to two wheels.

And last but not least, leading Cat C, our team number 20, the last team to join the race came to show their determination to win.

 

Anyhow, we know well this is not how it starts, it is how it ends. We have three stages left and still a lot to be said.

The rush of adrenaline runs, the euphoria awaken in many is the worst enemy of those at the top of the charts.

Numbers don’t lie, do they, Moreno? Today went fast, but next month will be faster.

       

      

       

 

Fotos: NVCR.STUDIO

 

General classification.

Mountain jersey.

Read more

Kapelmuur Racing Series. Etapa 1. La crónica.

           
La previsión prometía un día cálido, de los que huelen a final de invierno, un día perfecto para inaugurar nuestras Kapelmuur Racing Series.
Pero bien sabemos que los cielos despejados en esta época del año traen a su vez amaneceres fríos.

     

         

Son las 8:30 y los primeros coches aparecen en el punto de encuentro, las primeras bicis salen de los maleteros y algunos parecen arrepentirse de haberse vestido de corto. ¿Hace demasiado frío? Da igual, de largo no se corre, y si hace frío se aprieta.

     

         

La gente está ilusionada, hay ganas de competición; nada serio, pero es divertido ponerse a prueba después de tantos meses sin sentir la adrenalina. La situación siempre presente mantiene a cada equipo junto a sus coches, todo el mundo respeta las normas, mascarillas puestas y puesta a punto de las bicis mientras esperan el turno de salida.

     

            

Desde las nueve, y cada cinco minutos, salen los primeros. Algunos ruedan tranquilos el tramo neutralizado, a otros les queman las ganas y salen a la portuguesa.

Los primeros kilómetros, los primeros pinchazos y alguna confusión en la ruta daban al traste con las aspiraciones de algunos, como nuestros amigos los Fourier Boyz, convencidos de que su destino estaba en el primer lugar de la clasificación.

Un poco más atrás comienza la batalla. A pie de Canteras, primer puerto cronometrado, tres representantes del “Team Venezuela” suben alegres. ¿Tres? Es una pena que uno de los equipos favoritos haya perdido ya a un miembro. Un momento, aquello de delante que ya corona parece una bandera venezolana. Edwin Yair había descubierto sus cartas.

Ya más adelante, los primeros equipos en tomar la salida llegaban a la NASA. Al principio poco a poco, comienzan muy escalonados a subir la Almenara. 

        

    

Pero poco después los equipos que habían salido más tarde comienzan a aparecer uno tras otro, volando por la carretera rota de Colmenar del Arroyo para subir lanzados el primer tramo de la Almenara. Tres equipos, casi cuatro, se amontonan en la pugna por llegar los primeros. Pero esta subida, ay, amigos, aparentemente tendida y fácil, no perdona si no has medido bien tus fuerzas hasta llegar aquí. 

        

    

La Almenara decide y la recta hasta Robledo sentencia. Otro de los favoritos, la escuadra con el dorsal número 1, lo sabe bien, y al mirar hacia atrás a la entrada del pueblo ya no ve a nadie.

No hay descanso, hay un giro y una rampa, y si no estás listo no te esperan. El Almojón es el siguiente puerto y Edwin Yair lo tiene claro, los doce puntos en juego hoy son suyos, y el maillot de la montaña será para él.

En los segundos puestos y a la zaga, sus compañeros de equipo, Deins y Leangel, y sus más serios competidores, Kike, Elías, Talavera o Moreno no se lo van a poner nada fácil.

        

     

La situación es realmente emocionante: vemos pasar los equipos, pero no sabemos cuál es la diferencia real entre ellos, sabemos cuándo han salido, pero no tenemos registro de su paso por el inicio del tramo cronometrado. 

   

      

Nada se sabe, no puede haber descanso. El equipo 1, “los locales”, conocen el terreno, podrían hacer el recorrido con los ojos vendados. El equipo venezolano, con dorsal 8… ¡casi se equivoca al llegar a Fresnedillas! Pero no perdonan, van encendidos, como locos hasta la meta. 

      

       

Primero y segundo: la agrupación venezolana y nuestros locales lideran la tabla con menos de dos minutos de diferencia. Pero como en toda buena carrera, siempre hay sorpresas.

Desde Alcalá, un equipo de triatletas (nadie es perfecto, ¿verdad Billy?) viene a ocupar la tercera posición de la Categoría A, demostrando que el llano y el viento bien te entrenan.

A la cabeza de la Categoría B nuestros motoristas de Raising Champs, explicándonos que, mientras se trate de dos ruedas, no hay misterio.

Por último, liderando la Categoría C, nuestro dorsal 20, un equipo que se inscribió en el último minuto y que ha venido decidido a ganar.

Pero bien sabemos que esto no es cómo empieza, es cómo acaba, y aún quedan tres etapas y mucho por decidir. La adrenalina ya corre, y la euforia que se ha despertado en muchos es la peor enemiga de los que ocupan la parte alta de cada tabla.

Los datos no mienten, ¿verdad Moreno? Hoy se ha ido rápido, y el mes que viene más.

       

      

       

 

Fotos: NVCR.STUDIO

 

Clasificación general.

Clasificación de la montaña.

Read more
Healthy Hunters, el nutricionista y el Poke Perfecto.

Healthy Hunters, el nutricionista y el Poke Perfecto.

La simbiosis perfecta entre Kapelmuur Sport Science y Healthy Hunters se materializa: Carlos García Pelayo, nuestro nutricionista, ha diseñado el poke perfecto para recuperar después de una salida en bici.
Read more

Esto es THE MUUR

El mítico Kapelmuur es también conocido como Muro de Geraardsbergen, Muro de Grammont o simplemente el Muur. Hay tantos que quieren subirlo, pero muy pocos pueden brillar en él.

Kapelmuur Cycling Club es tu espacio de ciclismo, The Muur es tu club exclusivo.

¿Quieres formar parte de él?

Salidas

De ahora en adelante, las salidas de los sábados serán exclusivamente para miembros.

Café

Gracias a Healthy Hunters, te invitamos al mejor café cada vez que vengas a vernos.

Taller

Prioridad en el taller, sin esperas. Precio especial en revisiones. Entrega y recogida a domicilio de tu bici.

Bikeshop

Descuento de 10 % en nuestra tienda y acceso anticipado a las nuevas colecciones y rebajas.

Sport Science

Salida semanal de entrenamiento específico y guiado por Borja Alfaraz. Además de un plan de entrenamiento genérico para el resto del mes.

Fisioterapia

Con tu mensualidad tendrás incluida una sesión con nuestro fisioterapeuta, Jorge Echevarría.

Newsletter

Kapelmuur Cycling Club

Vía de las Dos Castillas, 9C, 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid

Lunes - viernes, 10:00 - 20:00
Sábado, 9:00 - 14:00

KAPELMUUR COFFEE SHOP

Lunes - viernes, 8:00 - 20:00
Sábado, 9:00 - 14:00